Día Internacional de la Convivencia en Paz

La Asamblea General, subrayando la necesidad de eliminar todas las formas de discriminación e intolerancia, declaró el 16 de mayo de 2017 como el Día Internacional de la Convivencia en Paz en su resolución 72/130.

La institución enfatizo así la importante función de la sociedad civil, incluidos el mundo académico y los grupos de voluntarios, en el fomento del diálogo entre religiones y culturas, alentando el apoyo de medidas prácticas que movilicen a la sociedad civil, como la creación de capacidad, oportunidades y marcos de cooperación.

Día-Mundial- Convivencia-Paz
Foto ONU/Pasqual Gorriz

Todo ello para poder convivir en paz aceptando las diferencias y teniendo la capacidad de escuchar, reconocer, respetar y apreciar a los demás, así como vivir de forma pacífica y unida. Se trata, en definitiva de un proceso positivo, dinámico y participativo en que se promueva el diálogo y se solucionen los conflictos en un espíritu de entendimiento y cooperación mutuos.

Los antecedentes de este día

Tras la devastación de la Segunda Guerra Mundial, nació la ONU con fines y principios que buscaban especialmente librar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra. Uno de esos fines es conseguir la cooperación internacional para resolver problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario y promover e incentivar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales sin distinción de raza, sexo, idioma o religión.

Así, el 20 de noviembre de 1997, la Asamblea General proclamó, en su resolución 52/15, el año 2000 como el «Año Internacional de la Cultura de la Paz».

Un año después proclamó el período comprendido entre los años 2001 y 2010 como el «Decenio Internacional de una Cultura de Paz y No Violencia para los Niños del Mundo» Finalmente, el 6 de octubre de 1999, la Asamblea General adaptó, mediante la resolución 53/243, la Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz, un mandato universal para la comunidad internacional, en particular para el sistema de las Naciones Unidas, en lo que se refiere a la promoción de una cultura de paz y no violencia que beneficie a la humanidad, sobre todo a las generaciones futuras.

 

Compártelo en tus Redes - Partekatu zure sareetan!