COVID-19: Salud y Seguridad en las actividades de nuestras Organizaciones

COVID-19: Salud y Seguridad en las actividades de nuestras Organizaciones

Los efectos del COVID-19 están resultando devastadores, no sólo para la vida de muchas personas y sus familias; desafortunadamente, la economía también está recibiendo un duro golpe que afecta especialmente a las actividades más débiles en general y, a muchos sectores de manera particular.

La pandemia está poniendo a prueba de forma especial la capacidad de resiliencia que tenemos las organizaciones; no todas aplican “el sentido común al servicio del bien común”; en toda circunstancia adversa, lo fácil es centrar las energías en salvar el propio pellejo y que el ajeno resuelva como pueda sus necesidades.

Coherentes con “nuestra forma de entender el Mundo” y, conscientes de la extrema coyuntura que pronto atravesaríamos, un centenar de empresas y otras tantas profesionales, suscribimos el Manifiesto #nerfuture en abril con el objetivo de reafirmar nuestra inquietud por “poner a las personas en el centro de nuestras preocupaciones e intereses, y actuar desde la generosidad y la confianza, apostando por la libertad y la responsabilidad, y con un propósito, más allá del meramente económico, de evolución personal y comunitaria…”

Y como no podía ser de otro modo, la vuelta al trabajo en las máximas garantías de salud para nuestros equipos y sus relaciones con clientes y proveedores, era una gran preocupación que debíamos abordar con la debida inteligencia y diligencia. Así, rápidamente recibimos información contrastada y apoyo de organizaciones como ICAZA, especializada en el diseño y creación/adaptación de espacios de trabajo, con gran experiencia en la optimización de puestos, tanto ofimáticos como industriales; con su ayuda, hemos podido definir bien y comunicar los oportunos protocolos en materia de distanciamiento social (espacio y tiempos), espacios comunes y de reunión, seguridad y limpieza, ventilación, cirulación personal, utilización de materiales,..

Naturalmente, “las medidas de protección son diferentes en oficinas y plantas de producción industrial”, aclara Fran, de Lancor. “Se tiene especial atención a las superficies que puedan ser susceptibles de favorecer una posible transmisión, cada quien se encarga de limpiar la zona y equipos de trabajo que utiliza y, en las zonas recomendadas, se usan guantes y materiales desechables… Afortunadamente, las personas son muy conscientes y responsables con los protocolos.

Las medidas y acciones que se han ido acomodando a las diferentes casuísticas de cada organización, se han complementado además con el desarrollo del ‘teletrabajo’ cuando las circunstancias lo permiten y, también otras iniciativas dirigidas a aumentar la calidad de salud y vida de las personas; desde sugerencias de mejora en materia de desempeño ergonómico, a la singular puesta en marcha de las sesiones ”MindfulNER” que cada martes enriquecen cuerpo, mente y espíritu a un centenar de participantes deseosos de comenzar el día con Energías Positivas para compartir.

VER Documento de Sugerencias ICAZA
y un interesante resumen de Consejos para Teletrabajar

VER Artículo de Actividad ‘MindfulNER’

Organizaciones COVID-19